Maquillando mi sueño...

Maquillando mi sueño...

viernes, 18 de julio de 2014

HOMENAJE A LAS MUJERES DEL 36... ¡¡VA POR ELLAS!!

Aquellos que me conocen de sobra saben mi amor por la Historia. Y de sobra saben la cantidad de tiempo que he invertido en investigar acerca de la participación de mis abuelos, Pedro y Emeterio, en el conflicto bélico que asoló este país durante 3 largos años. 

Un día como hoy hace 78 años: 18 de julio de 1936. Ese día comenzó la sublevación contra el Gobierno del Frente Popular y el golpe de estado que daría lugar a una sangrienta Guerra Civil. En Navarra la sublevación no se produjo hasta la madrugada del 19 de julio, donde se reunieron todos los requetés de Navarra en la Plaza del Castillo de Pamplona, entre ellos mis dos abuelos (y seguramente los de muchas más que estáis leyendo esto).

Atrás dejaban sus familias, sus casas, sus ocupaciones, sus pueblos. Atrás dejaban a sus mujeres, hijas, tías, abuelas, amigas, novias, amantes. Mujeres. ¿Alguien se acordaba de ellas? Las valientes, grandes, fuertes y silenciosas sufridoras de aquella época fueron las mujeres. 

Pero, ¿cómo era una mujer en los años 30? ¿Cómo eran sus maquillajes? Al fin y al cabo, este es el tema que nos ocupa...

La mujer de los años 30 se ocupaba de hacerse un maquillaje más sencillo que la de los años 20. Creían que el maquillaje de aquellos años había sido algo vulgar y, además, los tiempos que corrían no eran lo que se dice prósperos, puesto que el mundo vivía una crisis social, política y económica muy importante. El crac del 29 abrió muchas heridas que costaría cerrar y, en Europa, los grandes partidos fascistas empezaban su apojeo, por lo que aquellos años se marcaron por una gran austeridad. Y esto se reflejó en el maquillaje de moda. 

El rostro en bases muy claras y con poco rubor en las mejillas y bien difuminado, no en círculo como anteriormente. Los labios se maquillaban en colores  fuertes como rojos o granates, y ya no en la forma alargada y fina de los años 20, sino marcando más la forma de corazón. En los ojos utilizaban sombras vainilla o crudas, pero empezaron a marcar la cuenca en colores más fuertes como marrones, melocotón, azul, violeta... Según el tono del cabello, cada mujer elegía una sombra de diferente color. En esta época se empezó a utilizar el eyeliner, pero marcando líneas muy finas. Las pestañas siempre iban rizadas y con una buena capa de máscara; incluso había quien las llevaba postizas (seguramente quien se lo pudiera permitir).



A pesar de todo esto, lo que verdaderamente dio la característica fundamental al maquillaje de esta época fueron las cejas. Las depilaban finas y muy arqueadas, así tenían más espacio para marcar la cuenca con aquellos colores novedosos (azul, violeta, rojo...). Las maquillaban con lápiz y dejaban muy definido el arco. 

Las uñas no las pintaban enteras, sino que con un esmalte blanco, pintaban la media luna del inicio, con uno de color (que solían ser en tonos cremas) pintaban el resto, pero sin llegar al borde de la uña. Muy curioso, pero si os fijáis bien, puede que veáis a algunas señoras mayores que todavía las llevan así.


manicura dita von teese Dita Von Teese lanza un set de uñas postizas, ideales para una manicura half moon perfecta

Y ahora sí, aquí va mi pequeño homenaje a todas las mujeres que sufrieron en aquella época y, en especial, a mis abuelas: Nicasia y Gregoria. Que allá donde estén todas ellas sepan que no nos olvidamos y que siempre serán un ejemplo a seguir.

LoveU!







2 comentarios:

  1. muy interesante el post de hoy! Una sugerencia: estaría bien que pusieses cada día qué maquillajes usas por si alguien esta interesado para comprarlo...Buen finde!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por tu comentario, Sara! ;)
    Tendré en cuenta tu sugerencia y pronto escribiré un post sobre el maquillaje de diario. Gracias!!

    ResponderEliminar