Maquillando mi sueño...

Maquillando mi sueño...

jueves, 11 de septiembre de 2014

¡¡VUELTA AL COLE!!

Como todos sabéis (y por si alguien no lo sabe), dedico mi vida laboral y vocacional a la docencia. Soy maestra de primaria por lo que la vuelta al cole me afecta de lleno.

Después de unas largas vacaciones de descanso y varios ajetreos, llegaba el 1 de septiembre, muy temido por muchos de mi gremio, pero que en mi vocabulario solo indica una cosa: vuelta a la rutina


Soy una chica muy activa, no paro quieta, siempre tengo cosas que hacer aquí y allí y no paro de estudiar y de formarme, por lo que un poco de rutina no me viene nada mal.

Recuerdo cuando era pequeña y llegaban estas fechas... Ropa y zapatos nuevos, agenda, bolígrafos, rotuladores... Recuerdo especialmente el olor que desprendían las hojas de los libros recién comprados y esas hojas blancas, lisas, impolutas de los cuadernos sin estrenar, que me juraba y perjuraba que ese curso no se arrugarían las esquinas (mentira, eso era imposible...). 


La vuelta al cole, después al instituto y más tarde a la universidad. Reencuentros con compañeros, buenos amigos y algún que otro amor de adolescencia... Una vida sin grandes responsabilidades, sin grandes preocupaciones... Lo duro que se hacía al principio y lo felices que éramos el resto del curso... Así era, es y será la famosa Vuelta al cole.

Está claro que lo que más motivaba para la vuelta era tener algo que estrenar, bien fuera material o ropa... Este curso, he de reconocerlo, me ha pasado igual. 

Soy de las que cuando me compro ropa no puedo dejarla en el armario, me quema, muchísimo. Necesito estrenarla. Seguro que muchos y muchas me entendéis... Pues bien, imaginaros los días que he pasado desde que, en julio, me compré una bata de profes en TrakaBarraka. Desde luego, no pegaba estrenarla en julio, y mucho menos en agosto. Así que esperé hasta septiembre y así sacar este post.

No te pierdas su web y sus modelos... ¡¡Son increíbles!! ¡AQUÍ!


Me gustaría enseñaros el look que, para mí, es el más adecuado para trabajar en un colegio. Los maestros no podemos olvidarnos de que somos espejos para nuestros alumnos, un continuo ejemplo en el que se fijan y al que copian.

Lo que a mí, personalmente, me gusta ver en una maestra que se maquille es que utilice un maquillaje liviano, suave, en colores pastel y con los ojos poco marcados. Este tipo de maquillaje da un aire fresco, juvenil y desenfadado, a la vez que dulce. Creo que es muy importante transmitir éstas sensaciones a nuestros alumnos.




Es por eso que decidí maquillarme así el pasado martes. Una base de maquillaje muy fina con un poco de rubor en las mejillas, color tierra pastel ahumado en los ojos, la línea de las pestañas marcada con lápiz de ojos y rimel. Nada más. Además de sencillo, rápido porque... a ver quién tiene tiempo de estar media hora maquillándose por la mañana... Yo desde luego que no.



Leyendo Charlie y la fábrica de chocolate. La lectura
es una de mis grandes pasiones que siempre intento
transmitir a mis alumnas y alumnos.




No obstante, cada una somos diferentes y debemos encontrar nuestro estilo propio porque, no os olvidéis de que toda mujer es bella y con estilo, más todavía.


Quiero aprovechar la ocasión para dejar una imagen sobre la educación inclusiva. Este tipo de educación es el principio básico en el que fundamento mi trabajo y que creo que todos debemos seguir. Porque seremos diferentes por fuera, pero iguales por dentro. En la diversidad está la riqueza.



Así me despido deseando una FELIZ VUELTA AL COLE a todos los niños y profesores. Que los papás la disfruten y que TOD@S tengamos mucha suerte.



¡¡FELIZ CURSO 2014/2015!!

LoveU!

2 comentarios:

  1. Ya te he econtrado!!!Jolin yo tb soy profe pero no encuentro curro.
    Iré viendo tus posts
    MUA
    daretodream

    ResponderEliminar
  2. ¡¿Cómo?! Jajaja!! Vivan los profes!!!
    Paciencia guapa, al final todo sale!!!! Ya verás, y el curso no ha hecho más que empezar!!
    MIL GRACIAS!!!!
    Besiiii!!!

    ResponderEliminar