Maquillando mi sueño...

Maquillando mi sueño...

jueves, 13 de noviembre de 2014

¿Imperfecciones? ¿Dónde? ¡¡Vivan los CORRECTORES!!

Hace un par de semanas mi amiga y seguidora Ana Isabel me pedía consejo acerca de aplicar o utilizar los correctores. Me sugirió este post para que así todas luzcamos una piel libre de imperfecciones (aunque las tengamos, pero ssshhhh... ¡Nadie lo sabe!).

Los correctores los podemos utilizar en cualquier zona del rostro, siempre y cuando tengamos en cuenta qué tipo de imperfección es y su color.

OJERAS

Las grandes temidas, aquellas que pase lo que pase queremos esconder, las que las tenemos, claro. Al tratarse de una zona delicada, procuraremos utilizar productos que, además de corregir, hidraten la zona puesto que, si son demasiado cubrientes o espesos, pueden terminar cuarteándose. Por eso lo mejor será elegir una textura media; ni muy líquida, ni muy compacta.


Si la ojera es de un color azulado, lo mejor será elegir un corrector que tire a anaranjado. Al ser su contrario, éste consigue neutralizar al azul e igualarlo al tono de la piel. 

Puede que no tengas ojera y lo que quieras sea iluminar esa zona. En ese caso será mejor que utilices un corrector o iluminador un tono por debajo del color de tu piel. Esto le dará la luz que desees.

Tengo varios correctores, pero el que más me gusta es:


También puedes probar el de CLINIQUE que, a la vez que corrige, ilumina. Una de mis seguidoras, Adriana, lo utiliza y está encantada con él:



En cuanto a su aplicación, para mí el mejor método es utilizar la yema del dedo. Pongo un poco de producto en la mano y cojo un poquito con la yema del dedo y lo aplico con suaves golpecitos en la zona donde está la ojera y vuelvo a repetir la operación si es necesario.

ROJECES

El contrario del color rojo es el verde. Esto quiere decir, como ya habréis adivinado, que el color de corrector idóneo para las rojeces del rostro es el verde. 

Personalmente creo que es un corrector demasiado artificial, por lo que solo lo uso en casos extremos (cicatrices muy rojas, manchas pronunciadas...) ya que, la mayoría de este tipo de imperfecciones rojas no son muy acentuadas o exageradas, por ello, con el corrector normal nos vale.

Así que, antes de lanzarte a comprarte uno, valora si te merece la pena de verdad.

En todas las marcas lo puedes encontrar:






GRISES

Hay rostros en los que se forman zonas grises por la barbilla, mandíbulas... Si es tu caso, hazte con un corrector rosa clarito y aplícalo difuminado con base de maquillaje (primero ponte el corrector, encima le aplicas base de maquillaje y lo difuminas, así se igualará el tono de la piel).

LOS COLORES

Es bueno que no os olvidéis del círculo cromático para saber los colores y sus complementarios. Aquel que aprendimos de peques en el cole o en el insti... Ese mismo. 

De esta manera siempre conseguirás unas correcciones óptimas para tu rostro. Pero sin pasarte porque, no te olvides de que lo natural es lo más bello.


Hasta el próximo... Cuidaros y disfrutar del fin de semana.

LoveU!

No hay comentarios:

Publicar un comentario