Maquillando mi sueño...

Maquillando mi sueño...

lunes, 17 de noviembre de 2014

¡RUBORÍZATE! - Coloretes

De todas es sabido que un maquillaje sin colorete, no es un maquillaje... 


El rubor en las mejillas es algo totalmente imprescindible para completar el make up, algo sin lo que no podemos salir a la calle.

Ahora bien, ¿conoces todos los tipos de coloretes que hay? ¿Sabes cómo aplicarlos y difuminarlos en tu piel?

En numerosas ocasiones nos encontramos con gente que perfectamente podrían ser primas-hermanas de Heidi:








El colorete es un producto que nos subirá el tono de nuestras mejillas tanto como queramos. Eso sí, sin pasarnos pues, recordad que, en la naturalidad está la belleza.

En este post os voy a hablar acerca de cómo utilizar este producto y qué tipos hay.

Lo primero que debemos tener en cuenta es nuestro color de pelo. Si eres rubia, tus colores son los rosas palo o corales mientras que, si eres morena, mejor te quedarán los colores cálidos como el melocotón o los tierras.






El colorete rosado es un aliado que a todas las mujeres nos sienta bien, dando el toque necesario de salud y vitalidad que nuestro rostro necesita.

Lo aplicaremos en el pómulo con movimientos giratorios y llevándolo hacia la sien, pero muy difuminado. La manera de encontrar el punto exacto es una buena sonrisa y... Allí donde se eleva el pómulo, ahí lo tienes que aplicar. Yo utilizo la brocha de MAC 168:


Claro que, depende del tipo de rostro que tengas, será mejor que lo difumines siguiendo unas líneas para conseguir un rostro más ovalado (el rostro perfecto). Si tu rostro es:

  • Ovalado: Tienes mucha suerte... Así que puedes aplicar el colorete como ya he descrito antes, desde el pómulo hacia la sien bien difuminado.

  • Redondo: Intenta dibujar un triángulo invertido en mitad de la mejilla, así lograrás alargar tu cara y que no parezca tan redondo.

  • Triangular: Tienes mucha mandíbula y poca frente, pues bien... Aplica el colorete desde el lado externo del ojo hasta la sien, así esa zona se ensanchará.

  • Cuadrado: Lo mejor para tí es extender el colorete desde la mitad del pómulo hacia la sien. No escatimes en anchura, pues con ella lograrás el efecto ovalado que buscamos.

  • Alargado: Mejor aplicar el blush de forma horizontal, desde el centro de la mejilla hasta la oreja, así conseguirás un efecto de redondeo en tu rostro.

Ahora que ya sabes aplicar este producto, veamos los formatos en los que se nos ofrece:

COLORETE EN CREMA

Idóneo para pieles secas o sensibles, es un colorete que te aportará jugosidad y muy fácil de aplicar. Tan solo aplicar un poco con los dedos en la manzanita del pómulo y extender hacia la sien con movimientos ascendentes. ¡Lista!






COLORETE LÍQUIDO

La marca Benefit y sus tint han revolucionado este producto haciendo que se encuentre a la orden del día. Otras marcas ya lo están trabajando también. 













Funciona como una especie de tinte, válido tanto para el pómulo como para los labios. De larga duración, este colorete quizá resulte más difícil de aplicar, pero es una garantía de duración y efectividad. 


Aplícalo con el rostro bien hidratado y muy poco a poco.

COLORETE EN POLVO

El rey absoluto. En todos los maletines o neceseres de maquillaje lo encontramos. Seguro que incluso tenéis más de uno. Podemos elegir miles de texturas, matices, colores, formatos...






BOBBI BROWN sacó su famoso shimmer a modo de iluminador para aplicar encima del colorete y hay quien lo utiliza directamente para dar rubor. Es una buena opción para un maquillaje de noche o para pasar en cuestión de segundos de un maquillaje de día a uno de noche.



¡Ya no tienes excusas! Revisa tu neceser, desempolva tus coloretes y ¡¡utilízalos!! Date color a tus mejillas este invierno y siéntete bella, ¡¡porque lo eres!!

Hasta el próximo...

LoveU!

No hay comentarios:

Publicar un comentario